Ten por seguro que durante el examen práctico de conducir te vas a encontrar con señales de ceda el paso y de Stop.

Compartir:
Ten por seguro que durante el examen práctico de conducir te vas a encontrar con señales de ceda el paso y de Stop.

La señal de ceda el paso

Un ceda el paso puede ser de dos tipos: sin visibilidad o con visibilidad.

Sin visibilidad.

En un ceda el paso sin visibilidad no veremos si vienen otros vehículos hasta que no estemos entrando en la intersección. Por esta razón, antes de llegar a la intersección pisaremos el freno, el embrague y pondremos la primera marcha.

La velocidad debe ser muy reducida. De esta forma, si vienen vehículos nos detendremos invadiendo lo mínimo imprescindible la intersección. Si, por el contrario, no viniera ningún vehículo, entonces no nos llegaremos a detener, continuaremos la marcha subiendo el embrague y acelerando con la primera marcha.

Con visibilidad.

En caso que tengamos visibilidad, llegaremos con la segunda marcha al mínimo de velocidad y, si vemos que no viene ningún vehículo al cual estemos obligados a ceder el paso, pasaremos acelerando con en segunda.

 

La señal de Stop

Esta es la definición del stop del Reglamento General de Circulación:

“Obligación para todo conductor de detener su vehículo ante la próxima línea de detención o, si no existe, inmediatamente antes de la intersección, y ceder el paso en ella a los vehículos que circulen por la vía a la que se aproxime.

Si, por circunstancias excepcionales, desde el lugar donde se ha efectuado la detención no existe visibilidad suficiente, el conductor deberá detenerse de nuevo en el lugar desde donde tenga visibilidad, sin poner en peligro a ningún usuario de la vía”.

Entonces, ¿cómo debemos comportarnos ante una señal de stop?

Siempre debemos detener totalmente el vehículo, aunque no venga nadie. Y detener completamente significa detener… no ceder el paso. Es decir, las 4 ruedas deben quedar totalmente paradas.

Si existe una línea de detención, debemos detenernos en la línea. Tras esta primera detención, cuando pueda ver claramente que no viene ningún vehículo y las condiciones del tráfico lo permitan, podré continuar mi marcha con precaución.

Si, por el contrario, tras esta detención no tengo una buena visión de la vía, haremos una segunda detención un poco más adelante, justo en el punto donde tenga suficiente visibilidad.

Si no existe una línea de detención, no nos detendremos a la altura de la señal. Buscaremos el cruce de vías y nos detendremos justo antes de la intersección sin invadir la vía. Si no tenemos buena visión, nos adelantaremos muy poco a poco hasta volvernos a detener -incluso invadiendo un poco la intersección si fuera necesario- justo en el lugar en que veamos bien y que no generemos peligro a los otros vehículos. Desde este punto esperaremos en momento oportuno (cuando no vengan vehículos) para continuar con nuestra marcha.

Ya lo ves, no es complicado, pero tanto cuando circulas como cuando haces el examen, debes estar concentradx y hacer las maniobras como es debido, cumpliendo cada paso de forma estricta, como dictan las normas.